Inquietudes…

Jueves, 23 febrero, 2006

¡¡Habemus línea!!

Filed under: domésticas — Manuel @ 12:24

Tras 2 semanas sin línea telefónica, por fin me han devuelto Internet. Hoy han venido, ¡a la vez!, el fontanero y dos técnicos de Telefónica y Jazztel para arreglármela.

¿Que por qué el fontanero? Pues de paso para arreglar un escape al vecino.

Seguiremos pronto con nuestas disquisiciones económica-informática.

Martes, 14 febrero, 2006

Toma de Decisiones: ¿Cómo deciden comprar?

Filed under: económicas,essentials — Manuel @ 12:03

Nota: esta entrada forma parte de una serie de entradas. Si quieres ver la serie completa, pulsa aquí.

¿En base a qué decide comprar cada individuo?

En la versión actual la probabilidad de que cada individuo quiera comprar (salir) es 0.4 x C / CMín. Donde: 0.4 es una constante que hemos fijado arbitrariamente (digamos que son las ganas intrínsecas de comprar), C es la cantidad de dinero que tiene cada individuo y CMín representa la cantidad de dinero mínimo que desea tener cada uno. Así, si CMín es alto, la probabilidad de comprar será obviamente menor. En cambio, si C es alto, la probabilidad de comprar aumenta.

¿Qué ocurre con CMín? No es una cantidad fija. Digamos que la cantidad de dinero mínima depende de la experiencia de cada individuo. Si un individuo no puede comprar porque no tiene dinero suficiente, su CMín aumenta; y por tanto su probabilidad de comprar disminuye. Con el tiempo, si al individuo no se le agota el dinero, su CMín irá disminuyendo (digamos que al individuo se le va olvidando que se quedó sin tickets), y su probabilidad de comprar aumentará.

Sábado, 11 febrero, 2006

El Programa

Filed under: económicas,essentials — Manuel @ 20:14

Nota: esta entrada forma parte de una serie de entradas. Si quieres ver la serie completa, pulsa aquí.

Aquella historia fue una auténtica revelación. Estuve pensando en ella unos cuantos días, y se me ocurrió que no sería difícil simular una recesión (según Keynes) con un programa. Ya antes había hecho unas cuántas simulaciones para la carrera, así que no me sería difícil.
El programa tendría que simular el comportamiento de un grupo de N parejas con hijos, que tomarían decisiones, y estas decisiones tendrían que provocar una recesión si se dieran las condiciones citadas por Keynes.
Las decisiones que tomaría cada pareja serían básicamente “Salir” o “No salir”, y, en el caso de que no salgan, “Cuidar niños” o “No cuidar niños”.
Si nos fijamos en el tipo de mercado en el que estamos, cada pareja es “productora” de un servicio: “Cuidar niños” (por el que recibe tickets de otra pareja) y también compradora de ese servicio, al “Salir” y que cuiden sus hijos (por el que da tickets). Es decir, cada individuo (pareja) del mercado es potencial compradora y vendedora del servicio. Con objeto de generalizar un poco más el simulador, de ahora en adelante, le llamaré “Comprar” a “Salir” y “Vender” a “Cuidar niños”.

El Motor
El programa es muy simple: consiste en una serie de N individuos (200 por ejemplo), cada uno de ellos con una cantidad inicial de tickets.
La unidad de tiempo es el “Paso”. En cada paso, cada uno de estos individuos decide si quiere comprar, vender, o simplemente no hacer nada. Una vez determinados cuántos quieren comprar y cuántos vender, el programa empareja al azar a los compradores con los vendedores, hasta que se agota uno de los dos grupos. En el caso de que se agoten antes los que venden, que los que compran, algunos de los que querían comprar y no pudieron, pueden decidir vender el servicio. En nuestra cooperativa esto sería equivalente a que alguien que no puede salir porque no encuentra quién le cuide los niños decide cuidar los niños de otro.
Una vez decididos los emparejamientos entre vendedores y compradores, cada comprador transfiere un número de tickets al azar, de 1 a 8, al vendedor, y finaliza un paso.

Decisiones; la parte difícil
El “motor” del programa es simple (tan simple como operaciones de compra-venta entre distintos individuos), sin embargo su capacidad de simular un mercado o una recesión depende de algo que no es tan sencillo: la toma de decisiones de cada individuo.
El programa funciona con probabilidades. En cada paso se determina la probabilidad de comprar y vender de cada uno, y después cada probabilidad se compara con un número al azar entre el 0 y el 1. Por ejemplo, supongamos que la probabilidad de compra de un individuo es 0.3, si el número al azar es 0.2, entonces querrá comprar; si sale 0.5 entonces no querrá comprar.
¿En función de qué decidirá “Comprar” o “Vender”? Más adelante lo detallaré un poco más, pero por ahora diré que cada uno de los individuos compra y vende en función del número de tickets que tenga. Cuantos menos tickets tenga, más ganas tendrá de vender y menos de comprar.
Para que vayáis jugando un poquito con el programa, lo adjunto, y pego también una imagen. Pronto comentaré qué significa cada cosa con más detalle.
¡Hasta pronto!

mercado.zip

Continuación: ¿Cómo deciden comprar?

Historia completa: ¿Qué es una recesión? – Un simulador

Martes, 7 febrero, 2006

Keynesianismo Infantil

Filed under: económicas,essentials — Manuel @ 20:40

Nota: esta entrada forma parte de una serie de entradas. Si quieres ver la serie completa, pulsa aquí.

Para ilustrar la teoría de Keynes sobre las recesiones, Paul Krugman recurre a un ejemplo excelente basado en un caso realPaul Krugman que ocurrió accidentalmente; lo describe como “una especie de macroeconomía experimental”.

“La historia comienza cuando un grupo de parejas con hijos se pusieron de acuerdo para formar una cooperativa para atender a sus hijos cuando sus padres salieran. Decidieron repartir unos cupones, que valían por una hora de cuidar niños. Así, si una pareja decidía salir X horas, tendría que transferir X cupones a otra pareja que cuidara sus hijos. Estos vales funcionarían como moneda de cambio, puesto que son reutilizables; es decir, una vez recibidos podrían utilizarse otra vez para que cuidaran a tus hijos. Así se garantizaba que el sistema fuera justo y nadie cuidara más tiempo del que saliera.

La cooperativa tuvo problemas después de un tiempo. Por una serie de motivos, el número de cupones en circulación empezó a ser demasiado bajo. En promedio, los miembros de la cooperativa se encontraron con menos cupones de los que querían tener en reserva, y, buscando acumular más, trataban cuidar más niños y salir menos. Puesto que la decisión de salir de una pareja es la oportunidad de otra de cuidar niños, comenzó a resultar cada vez más difícil conseguir cupones, lo cual provocó que la gente saliera aún menos, al querer más cupones. El resultado fue una brusca disminución de las posibilidades de cuidar niños: las parejas se quedaban tristemente en casa, sin querer salir por la noche hasta no haber acumulado más vales, incapaces de acumular más porque tampoco quería salir ninguna otra.

Keynes En otras palabras, la cooperativa para cuidar niños había conseguido entrar en una recesión.

Dado que estaba formada principalmente por abogados, era difícil convencer a sus miembros de que el problema era esencialmente monetario. Al principio ensayaron soluciones normativas, como exigir que cada pareja saliera como mínimo dos veces al mes. La cooperativa sólo aumentó los vales tras un considerable período de tiempo. Cuando lo consiguió, los resultados fueron milagrosos (para los abogados): las parejas comenzaron a salir más, aumentando las oportunidades de cuidar niños, lo cual las llevó a mostrarse aún más dispuestas a salir, etc.”

A mí la historia me parece brillante; no sólo por lo bien que ilustra la recesión, sino porque en sí misma es muy divertida. Y fue esta historia la que me inspiró para hacer un simulador que, basado en el comportamiento individual de cada pareja, fuera capaz de reproducir una recesión a nivel global.

Continuación: El Programa.

Lunes, 6 febrero, 2006

“Vendiendo Prosperidad”, de Paul Krugman

Filed under: económicas — Manuel @ 20:54

prosperidad.jpgNota: esta entrada forma parte de una serie de entradas. Si quieres ver la serie completa, pulsa aquí.

Por querer aprender un poco de economía, me estoy leyendo el inspirador libro ma”Vendiendo Prosperidad“, de Paul Krugman. En él, el autor explica magníficamente la teoría de Keynes sobre los motivos que inducen una recesión. En resumen:

Keynes dice que una recesión económica se produce cuando los empresarios y familias pierden la confianza y dejan de invertir, queriendo acumular efectivo. Si una persona decide hacer esto, no ocurre nada. Pero si todo el mundo quiere acumular efectivo (cuya cantidad total en una economía no varía), disminuye el gasto, pero también la renta. No compramos nada a nadie y nadie nos compra a nosotros.

En el conjunto de la economía esto implica que se cierran fábricas, se despiden trabajadores, tiendas vacías… las empresas están reduciendo los gastos, en un intento vano de acumular efectivo. La gente sin trabajo seguirá sin comprar, es decir, sin aumentar la demanda, retroalimentando el mecanismo. Esto continua así hasta que la oferta se iguala a la poca demanda existente.

El libro pone un magnífico ejemplo, basado en un modelo experimental. Lo titula: Keynesianismo infantil.

Continuación: Keynesianismo Infantil

Historia completa (recomendado): ¿Qué es una recesión?

Presentación

Filed under: económicas — Manuel @ 19:56

En este blog quiero publicar algunas ideas que creo que merecen la pena que se compartan. Y puesto que la mejor presentación de una idea es la idea en sí misma,  sin más, paso directamente a introducir lo que he estado trabajando últimamente.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.